Encuentra mucha más información pensada para ti
¡Síguenos en Facebook!
Los padres y los expertos explican por qué los bebés arcoíris, niños nacidos tras un aborto espontáneo, un mortinato o una muerte neonatal, son algo hermoso que te puede pasar después de una experiencia aterradora y oscura.
Por Melissa Willets
Traducido por Ana Cristina González I Foto: Getty Images
Puede que el término “bebé arcoíris” no les resulte familiar a las personas que no han sufrido una pérdida. Sin embargo, para los que sí hemos perdido un bebé, tiene un significado muy profundo que incluso puede cambiar nuestra vida.
De acuerdo con lo explicado por la Dra. Jennifer Kulp-Makarov, miembro del Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Estados Unidos, en Parents.com, un bebé arcoíris “es un bebé que nace tras un aborto espontáneo, un mortinato o una muerte neonatal. Se llama bebé arcoíris porque es como un arcoíris después de una tormenta. Es decir, algo hermoso que viene después de algo aterrador y oscuro”. La doctora añade que “perder un embarazo [o un bebé] es una experiencia extremadamente emocional y devastadora. Crear una vida o traer un bebé al mundo después de haber sufrido una pérdida así es algo increíble, es como un milagro para estos padres”.
Actualmente tengo siete meses de embarazo de un bebé arcoíris y, efectivamente, siento que llevo un milagro en mi vientre. Hubo una época en la que pensé que nunca podría volver a sentir esperanza. El año pasado, perdimos a nuestra querida bebé Cara a las 23 semanas de embarazo. Los días, las semanas y los meses después de que se convirtiera en nuestra angelita fueron los más oscuros de mi vida. Sin embargo, una tenue esperanza comenzó a encenderse en mi corazón y produjo una llama. Esa llama se convirtió en mi deseo de volver a intentarlo, en parte para honrar a Cara, y para encontrarle un sentido a su pérdida.
Los bebés arcoíris honran a los bebés ángeles
Moline Prak Pandiyan, embajadora de la Marcha por los Bebés del año pasado, organizada por March of Dimes de Carolina del Norte, está familiarizada con este tema. Perdió a su hijo Niko cuando tenía cinco meses debido a complicaciones relacionadas con el nacimiento prematuro. Nos dijo que “aunque Niko perdió la lucha, su espíritu sigue vivo y continúa inspirando a muchos”. Esta mamá no sólo está involucrada en la lucha contra la prematuridad, sino que también se motivó a concebir un bebé arcoíris.
No es que ella supiera lo que era un bebé arcoíris. “Recuerdo la sensación que tuve cuando escuché [el término] por primera vez. Fue perfecto. Quería asegurarme de que Niko no cayera en el olvido. Este término reconoce de forma muy elocuente a los bebés que hemos perdido, al tiempo que celebra la alegría de nuestros bebés que sí sobreviven”.
Ahora, Prak Pandiyan es la orgullosa madre de una niña, su arcoíris, que realmente marca su filosofía de crianza. “Mi esposo y yo siempre nos preguntamos cómo habría sido la vida si nuestro hijo hubiese sido dado de alta y hubiese venido a casa con nosotros”, explica. “Cuando le dimos la bienvenida al mundo a nuestra bebé arcoíris, nuestra perspectiva como padres cambió. Cada vez que las cosas se ponen difíciles (problemas relacionados con la alimentación, el sueño o enfermedades leves), siempre damos un paso atrás y recordamos que las cosas podrían estar mucho peor”.
Ser padres de un bebé arcoíris puede ser diferente
La mamá Stephanie Sherrill Huerta, que tiene una hija, también está esperando un bebé arcoíris que va a adoptar después de varios abortos espontáneos e intentos fallidos de adopción. Reconoce que la crianza de su bebé arcoíris será diferente y nos cuenta en Parents.com: “Lo querremos de forma un poco diferente a cómo queremos a nuestra hija porque hemos pasado por mucha pena y dolor antes de conocerlo. En verdad, este bebé será la luz al final del túnel, la olla de oro al final del arcoíris, el arcoíris después de la tormenta”.
Ese mismo espíritu me ha animado a disfrutar mi actual embarazo más que antes. Las náuseas matutinas y la acidez no hacen que deje de sentirme agradecida por la oportunidad de estar embarazada de un bebé sano. Elizabeth Lorde-Rollins, Doctora en Medicina y Máster en Obstetricia y Ginecología, de CareMountMedical, dice que esto es normal. La doctora expresa que “en el caso de los padres que han experimentado la pérdida de un hijo, tanto si esa pérdida se produce antes como después del nacimiento, los cambios asociados al embarazo van acompañados de un agudo sentimiento de gratitud, incluso cuando son incómodos”. Añade que “a pesar de que la mayoría de nosotros tenemos la gran suerte de ser bebés deseados, los padres suelen sentirse muy bendecidos cuando están embarazados y dan a luz a un bebé luego de haber sufrido una pérdida”.
La Dra. Kulp-Makarov advierte que “el nacimiento y la etapa de recién nacido de un bebé arcoíris son diferentes para los padres que han sufrido una pérdida. Podrían experimentar un torrente de emociones fuertes y complicadas. Los padres pueden oscilar entre estar asombrados por su bebé recién nacido y sentir un fuerte temor de que ocurra algo y pierdan a este bebé también”.
Dar la bienvenida a un bebé arcoíris puede ser emotivo para los padres
La Dra. Lorde-Rollins añade que el sentimiento de culpa es habitual en los padres que le dan la bienvenida a un bebé arcoíris. La Dra. Kulp-Makarov expresa que “los padres pueden sentir que estar emocionados por el nuevo embarazo, o amar a este nuevo bebé cuando llega, es una especie de traición al bebé que perdieron”. “Estos padres necesitan mucho apoyo emocional durante el embarazo y el parto“.
En mi caso, el apoyo se manifiesta en el saber que no estoy sola. Como señala la Dra. Kulp-Makarov, el término “bebé arcoíris” se está generalizando y esto ha ayudado a concienciar sobre la pérdida y la sanación. “Estos bebés son un bello ejemplo de cómo los cuerpos y los espíritus de las mujeres pueden sanar tras un aborto o una pérdida neonatal”, expresa.
Curar no significa olvidar. “No tengan miedo de dejar que el bebé que perdieron sea parte de sus vidas, de cualquier forma, que sea especial e importante para ustedes”, dice Prak Pandiyan a otros padres que han sufrido esta pérdida. Añade que crear tradiciones nuevas y bonitas con el bebé arcoíris es también una forma especial de celebrar el milagro de la vida.
Este artículo fue originalmente publicado en Parents.com

Continua leyendo más artículos:
Harry Potter
“Matías, mi hijo mayor de 8 años, está en 2do grado y tomamos tiempo para ayudarlo a tener interés por la lectura. Todas las noches leemos juntos Harry Potter pues le encanta la ciencia ficción (ya casi termina el primer libro de la serie, Harry Potter y la Piedra Filosofal). El mejor momento para disfrutarlo es antes de dormir, pues estimula su imaginación ¡y lo hace soñar historias mágicas! También compartimos libros para su edad y de su nivel de lector para que se sienta seguro y con confianza en la escuela”.
Encuéntranos y síguenos
Escríbenos un email:
Unéte al club de lectoras:

SerPadres.com

Quedar Embarazada | Embarazo | Bebé | Niños | Mamá y Familia | Entretenimiento | Actualidad |
Quienes somos | Contáctanos | Boletines | Media Kit

Meredith Home

Better Homes and Gardens | Martha Stewart | Midwest Living | Traditional Home | All People Quilt | DIY Advice | Home and Family

Allrecipes

Allrecipes.com | Recipe.com | Eating Well | Rachael Ray Magazine | Diabetic Living | Eat This, Not That! | Kraft Recipes

Parents

Parents | Parenting | Family Circle | Ser Padres | Fit Pregnancy

Meredith Beauty

Fitness Magazine | Shape | Martha Stewart Weddings | Mywedding | Divine Caroline | More | Siempre Mujer
Ser Padres is part of the Meredith Latino Network. © Copyright 2022, Meredith Corporation Todos los derechos reservados. | Política de privacidad – Sus derechos en California | Política de datos | NEW! Términos y condiciones | AdChoices source

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.